¿Eres de los que tosen o de los que no paran de echar humo?

Quizás no te haya pasado nunca, pero la mayoría de fumadores de cannabis ha tosido o tose normalmente al inhalar el humo. ¿No os preguntais porqué sucede y si puede remediarse?

Aunque la marihuana no tiene los químicos que contiene el tabaco y no es tan nociva para la salud, cuando la consumimos fumada al combustionar produce humo, que no deja de contener sustancias irritantes para la garganta y los pulmones. Por lo que al inhalar este humo debe hacerse con cuidado, teniendo también en cuenta que este humo está a una temperatura caliente. La temperatura alta del humo puede causar tos, por lo que algo muy aconsejable si fumais en pipas o bongs es añadir agua fria o un poco de hielo para enfriar el humo.

También un factor determinante puede ser los productos que se hayan usado para la producción de la planta. Cuantos más químicos se hayan usado, más fuerte estará el sabor de la planta, por eso debe hacerse un limpiado de las plantas correcto para asegurar que no queden residuos de estos productos en los cogollos que vamos a consumir.

Los usuarios expertos suelen jugar con el humo o aspirar mucho en una sola calada, pero los usuarios más novatos deben tener cuidado con esto, pues luego es difícil expulsar todo el humo y es cuando se produce la tos.

Siempre es recomendable tener agua o algúna bebida cerca para hidratarse y también poderse aliviar cuando se tiene tos. Siempre es mejor evitar un mal momento, por lo que fumar poco a poco es la mejor forma de disfrutar de los sabores de las flores de cannabis.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario